¿Qué son los KPI?: Key Performance Indicator

Un KPI, es decir, Key Performance Indicator, es un indicador clave del desempeño. Los KPIs son métricas que se utilizan para cuantificar los resultados de una determinada acción o estrategia en función de unos objetivos predeterminados

Key Performance Indicators: son los indicadores que seguiremos para conseguir los objetivos marcados en nuestro negocio y que nos permiten medir el éxito de nuestras acciones.

son los indicadores que utilizamos para definir los objetivos de nuestro proyecto. Según sea la naturaleza del negocio podemos encontrar muchos tipos de KPI.

Hay KPIs principales y otros más específicos que nos dan información ampliada y detallada sobre cualquier estrategia de marketing. Para una tienda el volumen de ventas por periodo es un KPI muy interesante, pero otro KPI es el porcentaje de fidelización, es decir, qué porcentaje de clientes ha comprado más de una vez en la tienda. Un alto volumen de ventas pero una baja fidelización puede indicar que el negocio no sea viable a largo plazo. Por eso la necesidad de elegir más de un KPI.

Ejemplos de KPIs en marketing

Son muchos los indicadores KPIs que podemos encontrar el mundo del marketing, a continuación tienes algunos ejemplos:

  • Número de ventas mensuales: KPI más relevante, porque la mayoría de las acciones de marketing que llevan a cabo las empresas van encaminadas en mayor o menor medida a vender más.
  • Número de seguidores en Redes Sociales: este KPI es un buen indicador de la influencia de una marca.

Ejemplos de KPIs en SEO

  • Número de visitas diarias a la web: el volumen de tráfico a tu web es el principal indicador del éxito en internet, y seguramente sea lo primero en lo que nos fijamos para ver si nuestra estrategia SEO está teniendo éxito
  • Visitas nuevas vs visitas recurrentes: Indica el número de visitantes que entran en tu web por primera vez frente a los que ya han entrado varias veces. Siempre interesa captar nuevos visitantes, pero es bueno que haya un alto número de visitas recurrentes, porque significa que estás fidelizando a tu audiencia.
  • Tiempo en la página: cuanto tiempo de media pasan los internautas en tu web. Generalmente es preferible que alguien se quede un rato en tu web (porque eso indica que le gusta lo que ve) y no que se vaya rápidamente.
  • Tasa de rebote: Mide cuánta gente que entra en una página web sale de ella inmediatamente. El rebote lo protagonizan gente que entra en tu web pero se va enseguida porque no es lo que estaba buscando.
  • Procedencia de las visitas: básicamente, de donde viene tu tráfico. Básicamente hay trafico orgánico o de búsqueda (gente que te encuentra a través de Google), trafico directo (gente que pone la dirección de tu web en el buscador), trafico referido (gente que llega a tu web a través de enlaces en otras páginas) y trafico social (visitantes procedentes de las redes sociales).
  • Localización geográfica de los visitantes: de que lugares del mundo son tus visitantes y en qué proporción. Si tu negocio opera solo en España lo normal es que te interese exclusivamente el tráfico español, pero si tienes infraestructura para vender en todo el mundo, este KPI puede que te dé un poco igual.
  • Tasa de Conversión: indica el porcentaje de visitas de la web que realizan una acción concreta que nos interesa. Si tienes una tienda online de telefonía móvil la tasa se conversión es el número de visitantes que acaba comprando un móvil. Está claro que aquí es tan importante tener un gran número de visitas, pero lo es más aún que haya una alta tasa de conversión.

Ejemplos de KPIs en Social Media

  • Número de seguidores: número de fans en Facebook, número de followers en twitter, numero de círculos de Google plus en los que apareces…
  • Número de nuevos seguidores / tiempo: se plantea como el número de seguidores que se consiguen en un perfil en un periodo de tiempo determinado (una semana, un mes) y sirve para darnos una idea del ritmo al que crecemos en esa red social.
  • Total de publicaciones / día: Número de veces al día que publicamos contenido en una red social. Normalmente es mejor ser activos, aunque sin pasarse para no aburrir a nuestra audiencia.
  • Contenidos compartidos: cuanta gente comparte una publicación tuya.
  • Trafico social: es el número de visitas procedente de las redes sociales. Puede verse en Google Analytics, dónde se muestra el número de visitas procedentes de Facebook, Twitter o cualquier otra red social de la que recibas tráfico.
  • Número de menciones: en Twitter, es el número de veces que nos mencionan desde otras cuentas.
  • Número de comentarios: en redes que permiten comentarios, como Facebook o Youtube, cuantos comentarios generan tus contenidos.
  • Alcance: cantidad de gente a la que le llegan tus publicaciones en las redes sociales
  • Influencia: ¿Cómo se mide la influencia en las redes sociales? No se trata solo de valorar el número de seguidores. Puedes tener miles de fans en twitter, pero si nadie lee tus publicaciones ni las comparte, de poco sirve. Los índices de influencia tienen en cuenta cosas como las veces que se comparten tus contenidos o cuantos comentarios generan.